El chopo, el árbol del siglo XXI