Preocupaciones de la industria maderera europeasobre el EUDR: un llamado a la claridad

Equipo ProPopulus

La industria maderera europea, de la cual la cadena de chopo es una parte importante, está cada vez más preocupada por la implementación del Reglamento de la Unión Europea contra la Deforestación y la Degradación Forestal (EUDR).

En un documento publicado el 12 de marzo, la industria maderera europea expresó sus preocupaciones. Los signatarios del documento incluyen a EOS (Organización Europea de la Industria del Aserradero), EPF (Federación Europea de Paneles), CEI-Bois (Confederación Europea de Industrias de Carpintería), EFIC (Confederación Europea de Industrias del Mueble), ETTF (Federación Europea del Comercio de Madera) y FEP (Federación Europea de la Industria del Parqué).

El documento cita revelaciones recientes, publicadas en el Financial Times el 8 de marzo de 2024, que están generando serias preocupaciones y que se relacionan en particular con la intención de la Comisión Europea de retrasar el desarrollo de una de las herramientas clave del reglamento, la cartografía de áreas de riesgo a nivel global.

Clasificación por país basada en el riesgo y sus implicaciones

El enfoque basado en el riesgo está en el centro del EUDR. Consiste en clasificar países o zonas de producción según tres categorías de riesgo: bajo, estándar o alto. Esta clasificación es esencial tanto para el cumplimiento del reglamento como para su aplicación por parte de los diversos actores del mercado y las autoridades competentes en los Estados miembros de la UE.

Sin embargo, para compensar la ausencia de esta cartografía de riesgos, parece que la Comisión pretende clasificar a todos los países como ‘riesgo estándar’, lo que plantea problemas importantes.

Según el EUDR, los actores del mercado están sujetos a obligaciones de diligencia debida similares, ya sea que el país de origen de sus suministros se clasifique como riesgo estándar o riesgo alto. Sin embargo, las obligaciones de diligencia debida pueden reducirse para los actores del mercado cuando el país del cual obtienen su madera se clasifica como riesgo bajo.

Además, la distinción entre países de riesgo bajo, riesgo estándar y riesgo alto afecta las obligaciones de control y verificación de las autoridades competentes de los Estados miembros.

En consecuencia, cualquier retraso en la evaluación comparativa de los riesgos por país solo aumenta la carga administrativa sin ofrecer beneficios tangibles. En este contexto, la identificación de países de bajo riesgo es esencial, ya que optimiza la carga de los procedimientos de diligencia debida para los actores del mercado y reduce la carga de los procedimientos de control para las autoridades competentes.

Por lo tanto, la industria maderera está llamando a que el proceso de identificación de los niveles de riesgo y la clasificación de los países según estos niveles se complete rápidamente, y para que esta tarea siga siendo una prioridad central para la Comisión Europea.

Otros desafíos vinculados a la implementación del EUDR

La implementación del EUDR también depende de otra herramienta central: el Sistema de Información en el que los actores del mercado deberán ingresar sus declaraciones de diligencia debida antes de colocar sus productos en el mercado o exportarlos. Este Sistema de Información, desarrollado por la Comisión Europea, ha sido sometido a una evaluación inicial a gran escala.

En el documento publicado, la industria maderera europea critica el hecho de que el sistema está poco desarrollado y pide que se modifique y adapte sustancialmente, en particular para la recopilación, registro y protección automatizados, confiables y seguros, dada la sensibilidad y complejidad de la información que tendrá que ser declarada.

Además, la industria maderera europea está esperando una serie de aclaraciones, por ejemplo, sobre los procedimientos y períodos de transición entre el Reglamento de la Madera de la UE (EUTR) actualmente vigente y el futuro EUDR. Las preguntas incluyen si el Sistema de Información desarrollado para la aplicación del EUDR reconocerá, durante el período de transición, la madera que cumple con el EUTR cuando se coloca en el mercado.

Si bien la industria maderera europea apoya plenamente los objetivos del EUDR en la lucha contra la deforestación y la degradación forestal, destacan la necesidad de abordar las complejidades administrativas del reglamento. Instan a la Comisión Europea a retrasar la aplicación del Reglamento para los operadores y comerciantes, y solicitan enmiendas al texto para simplificar los procesos burocráticos y proporcionar tiempo de adaptación suficiente para los actores del mercado.

De actualidad

Tags

Categories