El chopo, una solución para la industria del embalaje

Equipo ProPopulus

El 22 de noviembre de 2023, el Parlamento Europeo adoptó su posición sobre el Reglamento de Envases y Residuos de Envases (PPWR, por sus siglas en inglés) con un respaldo abrumador de 426 votos a favor, 125 en contra y 74 abstenciones.

Este Reglamento, que ha pasado por un proceso de consulta pública y diversas enmiendas, establece medidas ambiciosas para reducir los envases, limitar tipos específicos y prohibir el uso de sustancias químicas perfluoroalquiladas (PFAS) y bisfenol A (BPA) en envases de alimentos. Además de los objetivos generales de reducción de envases del 5% para 2030, 10% para 2035 y 15% para 2040, los miembros del Parlamento Europeo abogan por objetivos específicos para reducir los envases de plástico.

Además, los representantes del Parlamento Europeo buscan asegurar que los países miembros de la Unión Europea garanticen la separación del 90% de los materiales presentes en el embalaje (plástico, madera, metales férricos, aluminio, vidrio, papel y cartón) para el año 2029.

Antecedentes y próximos pasos

En el año 2018, el sector de embalajes generó un volumen de negocios de 355 mil millones de euros en la Unión Europea. Esta área representa una fuente de desechos en constante aumento; la cifra total de la UE ha pasado de 66 millones de toneladas en 2009 a 84 millones de toneladas en 2021. Cada ciudadano europeo generó 188.7 kg de residuos de embalaje en 2021, una cantidad que se proyecta aumentará a 209 kg en 2030.

La reciente regulación demanda que todo el material de embalaje sea reciclable, cumpliendo con criterios rigurosos que serán detallados mediante legislación complementaria. Se contemplan algunas excepciones temporales, como el embalaje de madera y cera utilizada en productos alimenticios.

La instancia parlamentaria deberá entablar conversaciones con los gobiernos nacionales para definir la versión final de la ley, una vez que el Consejo haya establecido su posición.

El chopo dentro del contexto de la nueva regulación

Estamos en un escenario donde la preocupación por el medio ambiente y la gestión sostenible de los recursos naturales se han convertido en imperativos globales. Así, esta nueva normativa marca un hito significativo hacia un futuro más verde y consciente.

Entre los diversos materiales que se destacan como soluciones sostenibles la madera de chopo emerge como una alternativa sostenible en la fabricación de envases, alineándose perfectamente con los objetivos de la nueva regulación, ofreciendo beneficios tangibles tanto para las empresas como para el medio ambiente.

Beneficios claves de la madera de chopo en la fabricación de envases:

  • Sostenibilidad inherente

Con su capacidad de adaptarse a diversas condiciones, el chopo ofrece una solución ecoamigable que reduce la presión sobre los bosques y permite una gestión forestal más sostenible. Su ciclo de crecimiento acelerado del chopo permite cosechas más frecuentes, contribuyendo a una gestión forestal más eficiente y sostenible.

  • Ligereza y robustez

La madera de chopo combina su ligereza con una resistencia excepcional, proporcionando envases eficientes que protegen los productos sin aumentar la huella de carbono asociada al transporte.

  • Biodegradabilidad y economía circular

La madera de chopo, al ser biodegradable, se alinea perfectamente con la visión de una economía circular. Los envases de chopo cierran el ciclo de vida del producto, contribuyendo significativamente a la reducción de residuos plásticos.

  • Adecuado para envases de alimentos

Se considera que la madera de chopo cumple con los requisitos reglamentarios para materiales en contacto con alimentos y la seguridad alimentaria, razón por la cual se utiliza tradicionalmente para envasar, transportar, manipular, preservar y exhibir productos alimenticios como frutas y verduras, mariscos como las ostras, queso y otros productos lácteos, vinos y licores, pan y productos de panadería, así como frutas secas.

  • Estética natural y estrategias de marketing sostenible

La estética natural de la madera de chopo agrega un valor distintivo a los envases, comunicando autenticidad y sostenibilidad. Las marcas pueden capitalizar estos atributos en estrategias de marketing, fortaleciendo la conexión con consumidores conscientes del medio ambiente.

Adaptabilidad a diversas aplicaciones

Además, gracias a su versatilidad, el chopo (en forma de madera aserrada, chapa o contrachapado) se adapta a una amplia gama de aplicaciones en la fabricación de envases desde envases alimentarios hasta embalajes farmacéuticos y aplicaciones industriales:

  • Envases alimentarios:  La resistencia del chopo lo convierte en una opción ideal para envases de alimentos, garantizando la integridad de los productos perecederos.
  • Embalaje farmacéutico: En la industria farmacéutica, la madera de chopo ofrece una opción segura y sostenible para el embalaje de medicamentos y productos de cuidado de la salud.
  • Envases ecológicos para bienes de consumo: La tendencia hacia la sostenibilidad impulsa el uso de envases de chopo para bienes de consumo, ofreciendo una alternativa respetuosa con el medio ambiente.
  • Palés de embalaje: El chopo se ha convertido en una elección preferida para la fabricación de palés debido a su resistencia y ligereza. Estos palés son esenciales para el transporte y almacenamiento eficiente de productos en la cadena de suministro.
  • Cajas y contenedores de almacenaje: La madera de chopo se adapta perfectamente a la construcción de cajas y contenedores robustos utilizados en la logística y almacenaje industrial.
  • Embalaje para componentes industriales: La maleabilidad del chopo permite la creación de soluciones de embalaje a medida para componentes industriales, asegurando su integridad durante el transporte y almacenamiento.

Hacia un futuro brillante y verde

En un momento en que la sostenibilidad y la eficiencia son esenciales, la madera de chopo destaca como una elección inteligente y versátil para la fabricación de envases. No solo cumple con los requisitos estándar de la nueva regulación europea, sino que también lidera el camino hacia un futuro más brillante y ecológico. Adoptar el chopo en la fabricación de envases no solo nos beneficia a todos, sino que también contribuye positivamente a la salud de nuestro planeta. En el complejo universo del envasado, el chopo se erige como la madera ecológica que está ayudando a la industria a avanzar hacia prácticas más sostenibles y responsables.

De actualidad

Tags

Categories